Meloni lamenta el asesinato de tres mujeres en junta de vecinos

“Nicoletta era mi amiga. Deja un marido, Giovanni, y a un espléndido hijo de 10 años, Lorenzo. Su familia, como las otras, a las que expreso toda mi cercanía, ha sido destruida”, escribió Meloni en Facebook, donde compartió una foto con esta víctima.

El tiroteo tuvo lugar en torno a las 09.30 horas (08.30 GMT) de hoy en las instalaciones de un bar de la vía Monte Giberto, en el barrio periférico de Fidene, al norte de la ciudad, mientras se celebraba una reunión de los vecinos de una comunidad.

Uno de los inquilinos accedió al local y abrió fuego contra los administradores para después disparar a otros convecinos, acabando con la vida de tres mujeres e hiriendo a otras tres personas, una de ellas grave por un impacto en el cráneo del que ya ha sido operada.

Meloni, romana, recordó especialmente a unas de las víctimas, Nicoletta, “una amiga sincera y discreta, una mujer fuerte y frágil al mismo tiempo” y una “profesional con un sentido del deber fuera de lo común”.

Esto, dijo, la “llevó ahí, un domingo por la mañana, donde un hombre la esperaba para asesinarla a tiros junto a otras dos mujeres durante una reunión del vecindario”.

El autor de los disparos, un hombre de 57 años, fue arrestado por los agentes del cuerpo de Carabineros (policía militarizada) y ya se encuentra en dependencias policiales.

Los investigadores han sabido que el sujeto había amenazado en el pasado a los vecinos, que se le había negado la licencia de armas y que la que ha usado para este crimen la sustrajo de un campo de tiro que ya ha sido intervenido y clausurado, según avanzó Meloni.

“El hombre que ha asesinado a estas tres mujeres inocentes y ha herido a otras tres personas ha sido detenido y espero que la justicia haga su labor cuanto antes. Aunque la palabra ‘justicia’ nunca podrá ser atribuida a estos hechos porque no es justo morir así”, lamentó la primera ministra.

El alcalde de Roma, Roberto Gualtieri, lamentó este “gravísimo episodio de violencia que ha conmocionado a la ciudad” y expresó su “cercanía” a las familias de las tres víctimas y del resto de damnificados por el suceso.

La comunidad de vecinos gestionaba una organización entre las localidades de Ascrea y Rocca Sinibalda, cerca de Roma, pero la reunión se celebró en este barrio de la capital porque la mayoría de sus miembros viven normalmente en ella.

En la investigación se ha sabido que el agresor mantenía graves desavenencias con sus convecinos.

Estos han asegurado en la televisión pública que conocían al homicida, al que describen como “cerrado” y “reservado”, y al parecer mantenía un litigio con la comunidad, a la que ya había amenazado en el pasado.

Fueron ellos los que dieron la voz de alarma y llamaron enseguida a los servicios de emergencia, que enviaron al lugar a la policía y cuatro ambulancias.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *