Profesores y empleados de Correos van a la huelga en el R. Unido por salarios

En el caso de los empleados de correos, se han formado piquetes a las puertas de las oficinas postales y de entrega de paquetes, así como a las afueras de las universidades y colegios del país.

Las huelgas de los diferentes sectores se llevan a cabo en la misma jornada como resultado de las negociaciones mantenidas entre líderes sindicales de distintos gremios, a fin de organizar acciones conjuntas.

En el caso de la enseñanza, unos 70.000 miembros del sindicato de Universidades (UCU) hacen huelga hoy y mañana y pararán, de nuevo, el miércoles día 30 para protestar pos sus sueldos, planes de pensiones y contratos, en el mayor paro convocado de este tipo, que afectará a unos 2,5 millones de estudiantes.

El sindicato, que amenaza con escalar la acción si la disputa no se resuelve, critica que los profesores de universidad y otros empleados del sector académico han sufrido una década de aumentos salariales por debajo de la inflación.

La secretaria general del UCU, Jo Grady, dijo a medios locales que “ya han tenido suficiente de caídas salariales, recortes en las pensiones y situaciones laborales precarias”.

Por otro lado, profesores miembros del Instituto Educacional de Escocia (EIS) secundan también hoy un paro laboral, en la primera huelga nacional sobre sus salarios en casi 40 años, en la que se espera que cierren la mayoría de colegios de Escocia.

El EIS rechazó una última oferta hecha el martes de incrementar el 6,85 % a los trabajadores con salarios más bajos.

Los miembros del Communication Workers Union (CWU) -trabajadores de la comunicación- en la empresa de correos Royal Mail también harán huelga hoy y mañana, coincidiendo con el ‘Black Friday’, uno de los días de mayor actividad para las compañías de entregas de paquetes.

Ese gremio planea asimismo paros en diciembre, incluyendo el día 24, víspera de Navidad.

Royal Mail señaló que ha presentando su “mejor oferta y la oferta final” destinada a resolver el conflicto, con “mejoras extensas” como un aumento del 9 % del salario durante los próximos 18 meses y con la promesa de desarrollar un nuevo paquete de beneficios para los empleados.

El líder del CWU, David Ward, se mostró “decepcionado” con esa propuesta y señaló que “marca el final de Royal Mail como lo conocemos y la degradación de una institución nacional a una compañía no confiable al estilo de los Uber”.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Generated by Feedzy