Tsipras: uno de los mayores legados de Merkel es su apoyo al fondo postcovid

El izquierdista Alexis Tsipras, que gobernó Grecia en los años más duros de la negociación con los acreedores de este país y posteriormente en la crisis migratoria es paradójicamente el que ha tenido una relación más honesta con la líder conservadora alemana.

En un artículo para el diario conservador Kathimeriní, el actual líder de la oposición griega hace un balance de su “difícil” pero “honesta” cooperación con la canciller y considera que al final de estos años uno de sus principales legados posiblemente sea el apoyo al fondo de recuperación europeo pospandemia que ha cambiado los tornos en la Unión Europea.

“El mandato de Angela Merkel finaliza en un momento en el que la Unión Europea está considerando un nuevo enfoque de la economía y el estado del bienestar, contrario a la doctrina que la canciller alemana impuso a la eurozona, especialmente a los estados más vulnerables, durante los años de la crisis”, escribe Tsipras.

El líder de Syriza describe a la canciller como una política que tuvo que lidiar con sus propias contradicciones: por un lado, su aspiración de consolidar la hegemonía alemana en la eurozona y, por el otro lado, su intento de mantener la cohesión de la UE y consolidar “la imagen de una Alemania europea abierta al diálogo”.

“Nos enfrentamos en una coyuntura extremadamente crítica de la crisis de la eurozona, cuando las políticas de austeridad alemanas no solo habían llevado a Grecia a una profunda crisis social y un estancamiento económico, sino que también habían puesto en peligro la cohesión de la UE, con el norte y el sur divididos”, rememora.

Recuerda Tsipras que en plena controversia sobre las políticas de austeridad, Merkel le llamó para invitarle a Berlín. “Recuerdo claramente sus palabras: ‘Es mejor hablar entre nosotros que hablar por medio de terceros’. Le dije que estaba de acuerdo”.

En esa “difícil” reunión, señala Tsipras, quedó de manifiesto que había muchos temas en los que no estaban de acuerdo. Pese a ello, cuenta que Merkel le dijo en privado: “Sepa que a pesar de nuestros desacuerdos, haré todo lo posible para ayudar a encontrar una solución, y en cualquier momento estaré disponible para discutir las dificultades”.

El líder izquierdista sostiene que fue la política neoliberal de austeridad impuesta por la hegemónica Alemania, la que “socavó la solidaridad en Europa, reforzó el atrincheramiento nacional de los estados miembros y condujo a una UE diplomáticamente débil en un momento de gran cambio geopolítico”.

Fue esa Europa la que allanó el camino para quienes apoyaron el Grexit y el Brexit y para el ascenso de la extrema derecha, sostiene Tsipras para añadir que fue por eso que cuando Merkel abogó firmemente por una gestión más humanitaria de la crisis de refugiados se encontró con esa UE insolidaria.

Sin embargo, al final Merkel ha sabido darle un giro positivo a su mandato, al apoyar el fondo de recuperación para salir de la crisis sanitaria y respaldar políticas europeas que ella misma rechazó durante la crisis económica de la eurozona.

“Puede ser irónico, pero esta última iniciativa suya es hoy una oportunidad para las fuerzas europeas progresistas en nuestro esfuerzo común por lograr una Europa muy diferente a la que Angela Merkel deja atrás”, concluye Tsipras.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *