Detenido en RDC un jordano que supuestamente entrenaba a rebeldes islamistas

El sospechoso fue arrestado el pasado sábado en la carretera Beni-Kasindi, en el territorio de Beni, situado en la provincia de Kivu del Norte, donde las ADF cometen ataques a menudo.

Según el ministro congoleño de Comunicación y Medios, Patrick Muyaya, el individuo, de quien no se facilitó su identidad, estaba a cargo de entrenar a los rebeldes ugandeses islamistas en el manejo de drones.

“Fueron nuestras fuerzas las que lograron ponerle las manos encima. Se encontraba en la carretera Beni-Kasindi. Estaba saliendo del monte y esto, lamentablemente, coincidió para él con una patrulla de las FARDC (Fueras Armadas de la RDC) en ese lugar”, explicó por teléfono a Efe Muyaya

“Por el momento, ya está en Kinshasa (adonde fue trasladado este martes), la capital, para responder a las preguntas de la fiscalía militar”, agregó el portavoz, sin aportar más detalles.

Las ADF empezaron su campaña violenta en 1996 en el oeste de Uganda como respuesta al régimen del presidente ugandés, Yoweri Museveni -al que acusaban de ir en contra de los musulmanes-, hasta que el Ejército forzó su repliegue a la frontera con la RDC.

Desde allí hacen frecuentes incursiones en territorio congoleño aprovechando una geografía montañosa que les permite esconderse de operaciones militares y de la fuerza de paz de la ONU en la RDC (MONUSCO), que tiene desplegados a más de 14.000 soldados.

Su programa es difuso, más allá de una posible conexión con la organización yihadista Estado Islámico (EI), que a veces se responsabiliza de algunos de sus ataques.

El pasado 15 de agosto, el presidente de la RDC, Félix Tshisekedi, autorizó a fuerzas especiales de Estados Unidos a ayudar al Ejército congoleño a combatir a las ADF, grupo considerado “terrorista” por Washington.

Como respuesta a la violencia, Kivu del Norte y la provincia vecina de Ituri se encuentran en estado de sitio y bajo administración militar desde el pasado 6 de mayo.

Según los últimos datos publicados por la herramienta de seguimiento de seguridad Kivu Security Tracker, las ADF han causado desde 2017 más de 1.850 víctimas por “muerte violenta” en más de 330 ataques, pero otras organizaciones les atribuyen miles de muertos.

Las provincias de Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri sufrieron especialmente la Primera y Segunda Guerra del Congo (1996-2003) y la población civil sigue siendo víctima de numerosos grupos armados que actualmente masacran a civiles y destruyen sus hogares.

Esas zonas orientales continúan sumidas en un conflicto alimentado por milicias rebeldes y los ataques de soldados del Ejército, pese a la presencia de la MONUSCO.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *