Congreso de Perú decidirá este jueves destino del cadáver de líder de Sendero

Los proyectos, que han sido presentados por la Fiscalía de la Nación y por la parlamentaria Gladys Echaíz, del partido Alianza Para el Progreso (APP), fueron exonerados este miércoles de su revisión en comisiones e incluidos en la agenda del pleno.

La propuesta de la Fiscalía faculta a un juez o fiscal para disponer del destino final de cadáveres “en caso de afectación a la seguridad y el orden público”, y la de Echaíz se refiere específicamente a los restos de “condenados por el delito de terrorismo y traición a la patria”.

Al respecto, el congresista Eduardo Salhuana, de APP, indicó que se buscará debatir y aprobar un proyecto unificado ya que, según explicó, el de Echaíz especifica que esos cadáveres deben ser incinerados.

Tras la muerte de Guzmán, a los 86 años, las autoridades peruanas buscan determinar una figura legal sobre el destino de sus restos, aunque el Ejecutivo y el Congreso insisten en la necesidad de evitar una tumba que incite a homenajes de sus seguidores, razón por la cual varios ministros y legisladores han pedido que sea incinerado.

La legislación vigente establece que los cadáveres deben ser entregados a los familiares directos del fallecido, siempre y cuando no haya una investigación en curso, pero no existe un marco jurídico específico sobre situaciones especiales como la que se presentó con el cabecilla de Sendero.

Precisamente, un fiscal rechazó este miércoles entregar el cadáver de Guzmán a su esposa, Elena Iparraguirre, quien es considerada la “numero dos” de Sendero Luminoso y también cumple cadena perpetua, tras ponderar “el orden público e interés social”.

El pasado domingo, un juzgado del Callao también declaró infundada una demanda de “habeas corpus” presentada por Iparraguirre para que se le entregue el cadáver de su esposo.

De esa manera, los restos del cabecilla subversivo se mantendrán bajo custodia del Ministerio Público en la morgue del Callao, mientras termina la investigación formal de su fallecimiento y se decide el destino final de sus restos.

Abimael Guzmán fue el fundador y máximo líder del grupo terrorista Sendero Luminoso, considerado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) como el principal responsable de las casi 70.000 víctimas que dejó el conflicto armado interno que afrontó Perú entre 1980 y 2000.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *