Dos exfuncionarios hondureños a juicio por fraude en compra de 7 hospitales

En un mensaje publicado en Twitter, el Poder Judicial indicó que el juicio contra Marco Bográn y Alex Moraes, exdirector y exadministrador de la estatal Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), respectivamente, se iniciará el 20 de noviembre y se alargará hasta el 10 de diciembre.

Bográn y Moraes son acusados por dos delitos de violación a los deberes de los funcionarios y dos de fraude en perjuicio de la administración pública, según las autoridades hondureñas.

El Ministerio Público de Honduras indicó hoy en un comunicado que el Tribunal de Sentencia anticorrupción admitió “alrededor de 70 medios probatorios” contra los acusados durante la audiencia de proposición de pruebas.

La Unidad de Apoyo Fiscal, con apoyo de la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública y la Agencia Técnica de Investigación Criminal, contará en el juicio con “un acervo probatorio sustentado en pericias biomédicas, informes técnicos, asistencias jurídicas internacionales, actas de inspecciones, vaciados telefónicos y de correos electrónicos, declaraciones testificales y cuantiosa documentación”, añadió.

FALLO DE CULPABILIDAD

El Ministerio Público buscará obtener “un fallo de culpabilidad” en contra de Bográn y Moraes, quienes permanecen detenidos desde abril pasado en una unidad militar cercana a Tegucigalpa.

Entre marzo y abril de 2020 Bográn y Moraes compraron siete hospitales móviles “de manera directa y fraudulenta”, con Axel Gamaliel López (guatemalteco), representante Legal de HospitalMoviles.com y ELMED Medical Systems INC, pagando de manera anticipada el cien por ciento del precio”, 47,5 millones de dólares, según el Ministerio Público.

La compra se realizó de “manera directa y fraudulenta” y violentando “los principios fundamentales de la contratación pública contenidos en el ordenamiento jurídico hondureño”, señaló el Ministerio Público.

Los hospitales fueron comprados “al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H”, agregó.

EQUIPO SOBREVALORADO

Según informes biomédicos, el equipo “no solo está sobrevalorado, sino que no cumplen la función de poder ser útil para atender pacientes de covid-19 debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado y alguno incluso en mal estado o disfuncional”.

“El proveedor no tenía la capacidad técnica para construir, fabricar y equipar este tipo de hospitales”, que llegaron entre julio y noviembre del año pasado, subrayó el organismo hondureño.

El Departamento de Adquisiciones de Invest-H advirtió “sobre el peligro de concretar la compra, puesto que no se tenía mayor información sobre ese proveedor y que en razón de los montos era un gran riesgo que los llevaría a serios problemas”, añadió.

Sin embargo, las autoridades de Invest-H hicieron “caso omiso” a la advertencia y llamaron “fuertemente la atención” de los empleados del Departamento de Adquisiciones por preguntar “sobre garantías y especificaciones técnicas” de los hospitales.

Gamaliel López es acusado por dos delitos de fraude a título de cooperador necesario y en Estados Unidos, donde reside, le han sido asegurados más de 100 millones de lempiras (4,2 millones de dólares) en una cuenta bancaria.

El empresario guatemalteco tiene orden de captura con alerta roja internacional y las autoridades hondureñas están a la espera de que Interpol la ejecute, según la información.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *