Registran ministerios en Berlín por retener información sobre blanqueo dinero

La investigación por sospecha de obstrucción a la justicia en el ejercicio del cargo va dirigida contra responsables no identificados de la unidad de inteligencia financiera (FIU, por sus siglas en inglés), que en 2017 pasó a depender de Aduanas y que se encarga de perseguir casos de lavado de dinero.

Así, el FIU no ha trasladado debidamente a las autoridades judiciales notificaciones de bancos por sospechas de blanqueo de dinero “por valores millonarios”, señala el semanario.

Ya en julio de 2020 la Fiscalía registró la central de la unidad especial en Colonia, donde se incautó de documentación de la que desprende “que entre la FIU y los ministerios que están siendo registrados ahora existía una amplia comunicación”, según preciso un portavoz a la publicación.

Uno de los objetivos de los registros de hoy, en los que participa cuatro agentes de la policía y seis empelados de la Fiscalía de Osnabrück, es la identificación de posibles acusados concretos.

El punto de partida de la investigación fue una notificación por sospecha de blanqueo de dinero cursada por un banco en junio de 2018 en relación con una transferencia a África por más de un millón de euros.

El banco sospechó de un posible caso de financiación de terrorismo, de comercio de armas y narcotráfico.

“La FIU tomó nota del aviso pero no lo trasladó a las autoridades judiciales alemanas”, por lo cual no fue posible parar el pago, precisó el portavoz.

En tanto, el Ministerio de Justicia garantizó hoy su total cooperación con la investigación, así como el de Finanzas, que comunicó que “naturalmente apoya plenamente a las autoridades”.

En verano de 2017, la FIU fue trasladada de la Oficina Federal de Investigación Criminal (BKA) a Aduanas, que a su vez depende del Ministerio de Finanzas, a pesar de las dudas expresadas por muchos expertos.

La unidad se vio sobrecargada desde el primer momento y, según los expertos, carecía de la competencia necesaria, personal, equipos e información y el mismo Ministerio de Finanzas tuvo que reconocer en el pasado que la unidad especial no se había podido encargar de casos sospechosos de suma urgencia.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *